NECRODRAMA SOBRE SERGIO ANDRÉS SCHIAVINI, POETA (1959 - 1991)

Sergio Andrés Schiavini

 

Tenía 32 años al 29 de mayo de 1991. Había llegado a BuenosAires, a tratarse una cruel enfermedad que le había atacado en Trelew. Le diagnosticaron artritis reumatoídea deformante. La misma ya había hecho estragos en sus manos y en sus pies sin tener cura por tratarse de un padecimiento autoinmune.

Se había comprado un terreno en Gaimán, pueblito galés cerca de Trelew, donde se estaba construyendo su casa a orillas de un río manso y tranquilo, con aguas muy verdes, y sauces llorones. Pero él, el poeta, iba a ser el personaje de una historia que lo tendría como protagonista. No tuvo que inventar nada, todo le ocurrió en un segundo y su vida terminó de la peor manera posible. “Mamá, no llores. Esta enfermedad no va a matarme”, y tenía razón. La violencia y las balas lo esperaban muy cerca su casa.

 

Descripción

 

Presentación oral del caso, en la voz de la madre del joven asesinado, relatando la historia cara a cara con la platea. Luego, una lectura de fragmentos de “Noche Descifrada”, libro de poemas de su autoría, por parte de su madre y un actor invitado.

 

 

Formato: Coloquio.

En escena: María Teresa Schnak y Pedro Merlo.

Fecha: Diciembre de 2010.

Lugar: Casa de la Lectura, Lavella 867, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.